CONOCE UN POCO DE NOSOTROS

Somos un grupo de profesionales radicados en la ciudad de Quito que hemos tenido diferentes malas experiencias cuando hemos adquirido un bien o un servicio que no resultó ser lo que se nos había ofrecido o publicitado.

Cuando nos hemos sentido perjudicados hemos tratado de recurrir a una institución del Estado para que intervenga en el reclamo y nos proporcione una solución, pero no hemos encontrado ninguna forma de hacer que se nos cumpla lo ofrecido o que se nos devuelva lo cancelado. Ni la Defensoría del Pueblo, ni la Tribuna del Consumidor y peor aún los diferentes sitios de asesoría legal gratuitos se podrían hacer cargo de casos en los que el monto es pequeño y por eso resulta ser una pérdida de tiempo para cualquier persona que se sienta perjudicada el querer presentar un reclamo formal.

Con el tiempo, nos hemos dado cuenta que, en nuestro país no existe una Organización o ente estatal que regule bien a la Publicidad y a la calidad de los productos o servicios que se ofrecen a sus habitantes, es más, por el contrario, todo hace parecer que existen componendas en las que muchas empresas pueden hacer lo que quieran.

Hace algunos años se creó el Ministerio de Control y poder del mercado para regular la actividad económica y para que exista una práctica leal de la competencia y que no existan distorsiones gracias a la especulación o cualquier tipo de abuso de las grandes empresas ya sean nacionales o extranjeras. Sin embargo, esto no ha sido suficiente o peor aún, nunca se tomó en cuenta a las necesidades del consumidor común, no se tomó en cuenta que el mercado también está compuesto por todo tipo de consumidores que tan solo buscan satisfacer sus necesidades a cambio de un pago y trato justos.

Por estas razones hemos decidido tratar de contribuir a un mayor equilibrio creando una herramienta en la que cualquier ciudadano pueda por lo menos mostrar su conformidad o inconformidad con lo que haga, diga, promueva o venda cualquier persona o empresa esperando que el pronunciamiento libre y voluntario de cada sufragante se constituya en un referente para el consumidor final.

En definitiva, se persigue promover un comercio de bienes y servicios más justo para todos los participantes, por lo que ésta revista digital fomentará siempre la práctica de buenos principios apegados a la moral, a la existencia de la verdad por encima de cualquier interés personal y a erradicar cualquier tipo de engaño, sin tratar de perjudicar ni beneficiar a nadie.

×